Probando la Culpa y los Daños en Casos de Lesiones en Arizona

Con el fin obtener una compensación en un caso de lesiones personales en Arizona, dos elementos deben ser probados – que otra parte ha tenido la culpa o ha sido negligente al causar  su lesión o daño, y la cantidad en dólares por los daños recibidos.

Probando la Culpa

El primer elemento que debe ser probado en un caso de negligencia es la culpa.   Debemos probar que la otra parte tenía una obligación legal para con  usted y que esta fue quebrantada, y que como consecuencia de ese incumplimiento, usted sufrió lesiones o daños.

A modo de ejemplo, en el caso de un accidente de automóvil , los otros conductores tienen la obligación de conducir de manera segura para que sus acciones no perjudiquen a otros.   Si usted está involucrado en un accidente, no es suficiente demostrar que su coche fue golpeado por un conductor en particular.   Debemos demostrar que al golpear su coche, el otro conductor tuvo la culpa, ya que realizo algún tipo de negligencia, como conducir con exceso de velocidad, pasarse una señal de alto, o no ceder el derecho de paso.

Probando los Daños

Aunque este claro que la otra parte fue negligente, usted no tiene derecho automáticamente a una compensación.   Con el fin de obtener una compensación, se debe probar los tipos de daños que sufrió como resultado de una conducta negligente o imprudente de la otra parte.   Los daños pueden incluir elementos tales como:

  • Daños materiales, tales como daños a un automóvil,
  • Cuentas médicas,
  • Pérdida de salario, y
  • Dolor y sufrimiento para usted y su familia.

La ley establece que usted sólo tiene derecho a los daños y perjuicios que pueda demostrar en un juicio.   Muchos tipos de daños sin embargo, no están sujetos a un cálculo fácil.   Por ejemplo, no existe una cantidad fija para el dolor y el sufrimiento.   Para este tipo de daños y perjuicios, presentamos su caso por dolor y sufrimiento, y en última instancia le corresponde al jurado determinar cómo el dolor y el sufrimiento debe traducirse en un pago monetario.

Si usted ha sido lesionado, por favor llámenos para programar una consulta gratis, privada y sin riesgo. Nos reuniremos con usted a su conveniencia, y una vez que aprendamos acerca de su caso, podemos responder a cualquier pregunta que usted pueda tener y podemos hablarle sobre las opciones disponibles para buscar una compensación en contra de los responsables.


© 2014 Cole & Leal. Todos los Derechos Reservados. Diseño por Esquire Interactive LLC